En el marco del Plan Nacional de Educación Ambiental 2017-2022 (PLANEA), la Municipalidad de Bellavista tomó juramento a brigadistas ambientales escolares de todas las instituciones educativas, quienes estarán a cargo de promover el cuidado del ambiente no solo en sus centros de estudios, sino también en sus domicilios y comunidades.

El Alcalde Daniel Malpartida, invocó a los niños y jóvenes de instituciones educativas de inicial, primaria y secundaria sumarse para fomentar las buenas prácticas ambientales, y sensibilizar de manera constante a sus compañeros sobre el cuidado del ambiente y el uso responsable de los recursos naturales.

“Ustedes (los jóvenes) tienen la responsabilidad total de que esto cambie. Les pido que no desmayen en este compromiso. Este es el inicio de grandes espacios naturales y ecológicos que necesita nuestro planeta. Tomen conciencia que el Callao, el Perú y el planeta van a cambiar”, destacó la autoridad edil.

Del mismo modo, aconsejó a los brigadistas apoyar en la labor de prevención de la contaminación ambiental dentro de la institución educativa, así como vigilar el uso ecoeficiente de los recursos de la escuela y participar de manera activa en el desarrollo de proyectos educativos ambientales integrados.

Entre las funciones asumidas por los brigadistas ambientales destacan informar a la Comisión de Educación Ambiental y Gestión del Riesgo de Desastres y/o al director de la escuela sobre malas prácticas ambientales que ocurran dentro de la institución educativa o en su entorno más cercano para tomar acciones educativas y cambiar esas prácticas para el cuidado del medio ambiente.

Los brigadistas ambientales escolares son estudiantes del nivel inicial, primaria o secundaria que tienen  interés en el cuidado del ambiente, poseen cualidades de liderazgo, entusiasmo, responsabilidad, organización, motivación y solidaridad, trabajo en equipo, disposición para recibir capacitación ambiental y complementar su formación, así como fomentar las buenas prácticas ambientales y motivar la participación activa de los miembros de la comunidad educativa en las actividades y campañas en pro del ambiente.